viernes, 6 de agosto de 2010

Google compra Slide, un desarrollador de juegos sociales

0 comentarios
Google compra Slide, un desarrollador de juegos socialesGoogle ha comprado Slide por 182 millones de dólares. Esta es la cifra que ofrece TechCrunch, que es quien primero ha informado del acuerdo, mientras que en The New York Times el precio se calcula en 228 millones de dólares. Por el momento ni Google ni Slide han realizado comentarios sobre el acuerdo de compra.

Slide, fundada por Max Levchin, un co-fundador de PayPal desarrolla aplicaciones para comunidades virtuales utilizadas en redes sociales como Facebook o MySpace. Entre ellas pueden citarse SuperPoke Pets, Top Fish, SPP Range o SuperPocus Academy of Magic.

Entre los objetivos de Slide están, como puede leerse en su página web, la creación de comunidades que permitan que puedan crearse y distribuirse bienes virtuales, un mercado que llegará a alcanzar los 1.600 millones de dólares en Estados Unidos este año.

jueves, 1 de abril de 2010

YouTube mejora su navegación

0 comentarios
YouTube mejora su navegaciónEl añadido de servicios en YouTube había hecho su página muy compleja de navegar. Según uno de sus diseñadores, Julian Frumar, YouTube se "había hinchado". Desde hoy, YouTube ha simplificado su navegación.

El nuevo diseño pretende satisfacer tanto a quien acude a ver un vídeo como a quien le gusta navegar por el portal, pero una de sus principales pretensiones es no obstaculizar la experiencia del neófito. El nuevo diseño, por último, también atiende a las necesidades de los titulares de los vídeos. En particular a aquellos que aportan más de uno de forma que su canal sea más visible y anime la suscripción. La descripción de los vídeos aparece ahora en la parte inferior de los mismos.

YouTube hace más fácil seguir la popularidad de un vídeo. El contador puede expandirse para ofrecer analíticas de cómo han evolucionado las consultas al mismo. El sistema de puntuación de los mismos también cambia. Se abandonan las estrellas a favor del pulgar lo que reduce las opciones a dos: gusta (pulgar hacia arriba), no gusta (pulgar hacia abajo). Según YouTube, aunque las estrellas ofrecían cinco opciones, las más usadas eran las puntuaciones de una o cinco estrellas, sin que apenas se emplearan las otras. Hay un botón especial para compartir directamente un video en redes sociales.

YouTube ofrece una explicación detallada de los cambios en sus propias páginas. Cuando se selecciona un vídeo, a la derecha de la página se ofrece un tour. Si se clica en el mismo, van apareciendo ventanas explicativas de los cambios señalando las zonas donde se producen.

Esta importante renovación de YouTube llega pocas semanas después de que anunciara que extiende la opción del subtitulado a todos los vídeos originalmente hablados en inglés que se vayan colgando.

lunes, 8 de marzo de 2010

Google compra DocVerse

0 comentarios
Google compra DocVerseEl gigante norteamericano Google ha adquirido 'DocVerse', un equipo especializado en la edición de documentos de Microsoft Office en la red, con el fin de impulsar sus servicios en 'nube' (cloud computing), informó Jonathan Rochelle, director de producto del equipo de aplicaciones de Google, a través del blog oficial de la compañía.

Según el blog, en el que no se precisa la cifra de la operación, con DocVerse los usuarios pueden empezar a experimentar algunos de los beneficios "de la colaboración" en la red utilizando las tradicionales aplicaciones de escritorio de Microsoft.

La compañía precisó que, si bien los actuales usuarios de 'DocVerse' podrán seguir utilizando el producto como hasta ahora, se han suspendido las nuevas altas de clientes hasta que "estemos listos para compartir lo que está por venir".

Para el directivo, el futuro de las aplicaciones de productividad está en la 'nube', y la red es la mejor plataforma para crear y compartir información. Rochelle indicó que, aunque 'Google Docs' ya ha ayudado a millones de personas a ser más productivas, muchos aún están acostumbrados al software de escritorio.

"Así que, mientras continuamos mejorando 'Google Docs' y 'Google Sites' convirtiéndolos en buenas herramientas de colaboración, también estamos haciendo a la gente más fácil la transición a la nube y la interoperabilidad con aplicaciones de escritorio como Microsoft Office", añadió.

Por su parte, DocVerse, fundada en 2007 por Shan Sinha y DeNeui Alex, destaca en su blog que la adquisición de Google de DocVerse representa "un primer paso" para resolver el "desafío" que supone la transición a la nube.

EUROPA PRESS

martes, 2 de marzo de 2010

Google compra el portal de edición de fotos Picnik

0 comentarios
Google compra el portal de edición de fotos PicnikGoogle ha anunciado la compra del portal de edición de fotos Picnik, continuando así con una fiebre de adquisiciones que incluyen tres en unas tres semanas. Picnik es una pequeña empresa nacida hace cinco años con base en Seattle que en su página web dice contar con 20 empleados.

La web permite recortar, hacer retoques y aplicar efectos a las fotografías sin salir del navegador web, eliminando así la necesidad de un programa de edición especial e independiente. Además, permite editar las fotos importándolas directamente desde Facebook, Flickr o MySpace, entre otras redes sociales.

Según el portavoz de Google, Andrew Pederson ha asegurado en un correo electrónico que el equipo de Picnik se ha unido a las oficinas de Google en Seattle y trabajarán con el grupo Picasa de Google, el servicio de distribución de fotos online de Google.

No obstante, en el blog oficial del gigante de Internet, el director de Gestión de Productos, Brian Axe, asegura que Google no planea hacer "ningún cambio significativo en Picnik a día de hoy", aunque van "a trabajar duro en su integración y nuevas características".

En el mismo post, Axe afirma que en Google están "muy impresionados con el equipo de Picnik y el producto que han creado" y se manifiesta "muy contento de darles la bienvenida a Google". "Estamos deseando colaborar estrechamente con ellos para mejorar la experiencia en línea de edición de fotos en la web", añade.

El acuerdo es el último ejemplo del creciente apetito de Google por las adquisiciones, ya que el principal negocio de la compañía, el buscador, se ha beneficiado de una recuperación en el sector de la publicidad.

EUROPA PRESS

sábado, 20 de febrero de 2010

Google Buzz: A cada uno lo suyo

0 comentarios
Google Buzz: A cada uno lo suyoLa gran colmena de Internet está zumbando. Google se ha lanzado a la ofensiva con tres productos que tienen blancos muy concretos.

El primero, Google Buzz –del que tomo prestado el título de este artículo– es un generador de redes sociales que mira directamente a Facebook; el segundo, Nexus One, es un nuevo teléfono inteligente (smartphone) que pretende romper el actual vínculo de los terminales con los operadores de móviles y potenciar su sistema operativo, Android.

El tercero es una red experimental de fibra óptica hasta el domicilio que piensa implantar en algunas localidades de EEUU y que ataca la desidia –según Google– de las operadoras telefónicas y de cable norteamericanas en el despliegue de redes de nueva generación. Así de audaz y de agresiva se muestra, en este comienzo de año, la empresa de Mountain View.

Pero, donde las dan, las toman. Google está siendo atacado a su vez en distintos frentes. En Francia su proyecto de digitalización de libros prescindiendo de los derechos de autor acaba de sufrir un importante revés judicial. Y hace unos días, la española Telefónica, a través de su presidente, César Alierta, acaba de poner en claro que los gigantes de Internet, que obtienen enormes ingresos de la Red, tendrán que aportar su cuota a las nuevas redes de banda ultra-ancha exigidas por su creciente actividad.

Posiblemente el anuncio de esa red experimental de Google sea la respuesta precocinada al aviso de Alierta y es, desde luego, una respuesta contundente. El anuncio de 1 Gigabit por segundo de capacidad, “a precio asequible”, sin ayudas públicas es impactante. Veamos que hay detrás de todo ello.

Google personifica un tipo concreto de empresas de Internet: los organizadores de información. Su materia prima, los contenidos, escritos, gráficos o audiovisuales, la obtiene sobre todo en la Red, aunque también puede crearla o comprarla. Ha hecho lo primero en su servicio de visualización de calles de ciudades y lo segundo en el de fotografías de satélite.

Y, además de organizarla, también puede transformarla, como está haciendo con su ambicioso proyecto global de digitalización de libros y fotos en soporte papel. En cualquier caso, lo característico de su negocio es que maneja materias primas producidas por otros.

Las empresas de telecomunicación, por su parte, crean su propia oferta al construir la infraestructura y crear las aplicaciones que constituyen sus activos. Aquí conviene salir al paso de dos errores muy extendidos. En primer lugar, hay que dejar sentado que la defensa de su propiedad –sus redes– no implica para los operadores intento alguno de dominar Internet; dicho de forma simple, Internet es una forma de comunicarse y las redes son el medio para ello; la defensa del medio lo que hace es preservar, no alterar, el funcionamiento de la Red de Redes. En segundo lugar, debe quedar claro que las redes de los operadores “históricos” no han sido heredadas, sino compradas: han sido vendidas en el proceso privatizador al mejor precio posible; al pagar dicho precio, los accionistas de la empresa adquirieron su propiedad.

Es tan simple como eso. La pretendida “herencia” es una metáfora bastante desafortunada, que impide: a) ver la constante necesidad de actualización de las redes y de la inversión consiguiente; b) entender la existencia de los derechos, deberes y responsabilidades del propietario; y c) aceptar que las redes, tal como están hoy configuradas, no son, ni pueden ser, del dominio público.

Modelo de negocio

El problema entre las empresas de Internet y de redes de telecomunicación es que cada una defiende su modelo de negocio. Para las primeras, la prioridad está clara: la innovación está en los contenidos que fluyen por Internet y especialmente, en su organización, agregación y manipulación; las redes –dicen– deben limitarse a transportarlos por un peaje orientado a costes.

Para las segundas, en cambio, Internet existe porque existen las redes y lo prioritario es que éstas puedan absorber el ingente tráfico que sobre ellas se está volcando; a tal fin necesitan obtener sus recursos del tráfico transportado, pero, ¡atención!, tienen que actuar con orientación al beneficio, no a costes, como pretenden sus oponentes. La competencia entre redes, adicionada a la competencia entre servicios, impedirá los abusos. Carecería de toda lógica que las empresas de Internet pudieran orientarse al beneficio –con gran éxito en el caso de Google– y las de telecomunicación, no.

El debate está abierto y se centra sobre la pretendida “neutralidad de la red”, tema sobre el que volveré otro día. Hoy diré solamente que los titulares de las redes tienen bastante razón. Una gran ola de contenidos audiovisuales está llegando a las redes y hay que preparar nuevos canales para conducirla y nuevas formas de ordenarla. En Gran Bretaña, por ejemplo, las transmisiones masivas de televisión de alta definición por Internet planteadas por la BBC pueden ver disminuida legalmente su velocidad cuando sea necesario. La fibra óptica y las Redes de Nueva Generación, serán las que vengan a resolver este problema.

Google acierta al demostrar que cualquiera puede desplegarlas y gestionarlas en régimen comercial, lo que significa que debe reconocerse la misma capacidad a los operadores tradicionales, telefónicos o de cable. Lo que éstos piden es poder rentabilizar sus inversiones del mismo modo que cualquier otra red (eléctrica, de gas, de autopistas o ferroviaria): haciendo pagar más a quiénes más recursos de la red utilicen. Habrá que concedérselo. Ése es el único modo de afrontar lo que he llamado “El Desafío Audiovisual” (el crecimiento explosivo de productos audiovisuales en las modernas comunicaciones electrónicas) sobre el que he escrito largamente en mi último libro.

En resumidas cuentas, ha llegado el momento de plantear con toda claridad las posiciones que cada uno sostiene en el proceso de convergencia en curso, en el que se encuentran las empresas de telecomunicación (redes y/o servicios), audiovisuales, de contenidos y de Internet. Todas ellas se complementan y se necesitan, pero hay que dar a cada uno lo suyo, como reza el viejo axioma. Si se quieren aprovechar las extraordinarias potencialidades que esta convergencia ofrece lo razonable es mostrar las cosas como son; o, al menos, como las entienden sus principales protagonistas. Google y Telefónica tienen el mérito de haber abierto el juego.

J. M. de la Cuétara, Catedrático de Derecho Administrativo. Ariño y Asociados. Abogados
Expansion.com
 

Popular Posts

Recursos Google